¬°ARREPENTIDA! Turista regresa a Roma reliquias robadas de Pompeya tras una d√©cada de ¬ęmaldici√≥n¬Ľ en su familia

0

Una mujer canadiense dice estar maldita por las ruinas ancestrales que hace más de una década se llevó de la antigua ciudad romana de Pompeya y en un desesperado intento por quitarse esa maldición ha resuelto devolverlas y pedir perdón.

Las piezas robadas encontraron su v√≠a de regreso al Parque Arqueol√≥gico de Pompeya -el museo al aire libre en que se convirti√≥ la grandiosa ciudad del Imperio Romano tras la destrucci√≥n ocasionada por la erupci√≥n del volc√°n Vesubio en el a√Īo 79 d.C.- en un paquete enviado desde Canad√°, el cual tra√≠a una nota firmada simplemente con el nombre de Nicole.

¬ęTom√© algunas piezas cuando visit√© Pompeya en 2005. Era joven y est√ļpida. Quer√≠a tener un pedazo de historia que nadie pudiera tener. En realidad, no pens√© ni me di cuenta de lo que estaba obteniendo. Tom√© un fragmento de historia que se ha cristalizado con el tiempo y que tiene mucha energ√≠a negativa . Ha muerto gente de una forma tan horrible y he tomado piezas relacionadas con esa tierra de destrucci√≥n. Es desde entonces que la mala suerte ha jugado conmigo y con mi familia ¬ę, dice Nicole en su carta.

La mujer, ahora con 36 a√Īos, relata que ha sufrido c√°ncer de mama dos veces, y que la √ļltima vez la enfermedad result√≥ en una mastectom√≠a doble, es decir que todo el tejido de sus dos senos fue removido por completo.

Dice adem√°s que tanto ella como su familia han sufrido ‚Äúproblemas econ√≥micos‚ÄĚ, y que teme pasar lo que califica como una ‚Äúterrible maldici√≥n‚ÄĚ a sus hijos, por lo que tom√≥ la decisi√≥n de devolver los restos y pedir perd√≥n.

‚ÄúAprend√≠ mi lecci√≥n. Estoy pidiendo el perd√≥n de los dioses. Solo quiero deshacerme de la maldici√≥n que ha ca√≠do sobre m√≠ y mi familia. Regres√© estos artefactos para que se haga lo correcto por el error que comet√≠. Lo siento mucho, alg√ļn d√≠a regresar√© a su hermoso pa√≠s para disculparme en persona‚ÄĚ, le dice Nicole al museo de Pompeya.

Finaliza su carta diciendo que cuando volvió a Canadá con las reliquias robadas le regaló una de ellas a una amiga suya, con la que comparte un gran amor por la historia y que ahora, tras tomar la decisión de regresar sus reliquias, le pidió que hiciera lo mismo.

¬ęLe dije que los enviar√≠a de regreso a donde pertenecen, pero no s√© si lo hizo ¬ę, resalta.

En el mismo paquete en el que venía la carta de Nicole, el cual contenía dos fragmentos de mosaico, un trozo de pared de una domus (casa antigua romana) y dos fragmentos de ánforas, también había otra carta escrita por una pareja canadiense que firman con los nombres Alastain y Kimberly G. Ellos, aunque no manifestaron explícitamente ser víctimas de una maldición, también decidieron pedir perdón y regresar los pedazos de la antigua ciudad que habían robado.

¬ęHola, les devuelvo estas piedras que mi esposa y yo tomamos mientras visit√°bamos Pompeya y el Monte Vesubio en 2005. Las tomamos sin pensar en el dolor y sufrimiento que estas pobres almas experimentaron durante erupci√≥n del Vesubio y la terrible muerte que tuvieron. Lo sentimos y por favor perd√≥nenos por tomar esta terrible decisi√≥n. Que sus almas descansen en paz ¬ę, dicen en su misiva.

Una vieja maldición

Como en los famosos casos de Tutankam√≥n o Moctezuma, cuyas ‚Äúmaldiciones‚ÄĚ se han convertido en verdaderas leyendas alimentadas por a√Īos de misterio alrededor de las muertes de los arque√≥logos que profanaron sus tumbas, el caso de Pompeya est√° tambi√©n tomando fuerza entre los creyentes en este tipo de maleficios.

Y no es para menos, al Parque Arqueológico que administra uno de los museos al aire libre más grandes del mundo, llegan recurrentemente paquetes como el de Nicole y la pareja canadiense, en los que turistas saqueadores, imprudentes y ladrones, han devuelto arrepentidos los restos robados afirmando que les han traído grandes desgracias.

Pompeya fue destruida en la erupci√≥n del monte Vesubio en el a√Īo 79 d.C. (iStock)Pompeya fue destruida en la erupci√≥n del monte Vesubio en el a√Īo 79 d.C. (iStock)

El fen√≥meno incluyo motiv√≥ una exposici√≥n titulada¬†‚ÄúLo que me llevo de Pompeya‚ÄĚ,¬†en la que se exhiben las reliquias devueltas y los mensajes con los que han llegado acompa√Īadas.

All√≠ por ejemplo, se encuentra la carta de un turista espa√Īol que hab√≠a robado un trozo de yeso decorado y que devolvi√≥ su bot√≠n describiendo en sus disculpas c√≥mo ese robo hab√≠a sido un ‚Äúpresagio de desgracias personales y desgracias familiares‚ÄĚ. As√≠ tambi√©n le ocurri√≥ a una mujer de Inglaterra que en 2015 regres√≥ un mosaico robado 32 a√Īos atr√°s por sus padres afirmando: ‚Äúdevuelvo lo que retir√© indebidamente en 1983 y que solo me trajo desgracias‚ÄĚ.

Otro caso, recogido por el medio italiano Corriere Della Sera, habla de una dama canadiense que de su luna de miel en Pompeya se llev√≥ una estatuilla de terracota,¬†‚Äúmientras los tortolitos regresaban a su tierra natal, el esposo reci√©n casado muri√≥ de un infarto: la estatuilla robada en Pompeya estaba en su maleta. La viuda, despu√©s de devolver el artefacto, se cas√≥ con un rico industrial‚ÄĚ,¬†publica.

As√≠, crece la historia alrededor de Pompeya, una ciudad destruida en el siglo primero por una explosi√≥n volc√°nica cuyas ruinas se han convertido en uno de los principales destinos tur√≠sticos de Italia y Europa, visitada por miles de personas cada a√Īo que ante la vastedad de su extensi√≥n y de su belleza -la cual dificulta mantener apropiados controles-¬†deciden llevarse consigo un pedazo de historia robada, sin saber que con eso podr√≠an traer para su vida un sinf√≠n de maldiciones. Para los que aprendieron la lecci√≥n, solo les queda esperar que su perd√≥n sea suficiente.

Infobae

Noticias de Venezuela Hoy



Venezuela HOY

Las noticias de Venezuela HOY, toda la actualizaci√≥n informativa de la principales ciudades de Venezuela en un solo sitio. Mantente informado con las √ļltimas noticias de Venezuela.
www.venezuelahoy.net

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.