Consejos para tratar el pelo graso en tu perro

0

Las causas del pelo graso en tu perro son variadas y de distinta índole. Lo primero que se debe apuntar es que, de manera natural, muchos animales segregan una sustancia grasienta con el objetivo de proteger su dermis. Elemento que se conoce de manera popular como sebo. El problema está cuando se produce en exceso, ocasionando que la piel y hasta el pelaje se oscurezcan. Además de que la sensación al tacto resulta bastante desagradable.

La única manera de aplicar tratamientos que controlen o eliminen esta situación es descubriendo la causa. Para ello, la visita al veterinario de confianza es imperativa. Más allá que algunas personas consideren este tipo de escenarios como un ‘asunto menor’ que no necesita ninguna atención especial.

Causas probables

La queratinización excesiva puede ser un indicativo de parásitos externos que hacen vida sobre la piel del animal. Los más ‘populares’ al momento de desencadenar este factor negativo son los ácaros. La presencia de hongos también suma a favor de esta condición. Un desequilibrio que en mascotas que se mantienen húmedas después de un baño o al mojarse bajo la lluvia es mucho más frecuente.

Muchas reacciones alérgicas (alimenticias o capilares) no escapan de esta lista. De hecho, una de las causas más citadas dentro de los informes médicos de mascotas con este problema es la incompatibilidad con fórmulas de algunos champús.

Seborrea en canes

La seborrea es una enfermedad cuya manifestación más importante es la generación excesiva de grasa por parte de las glándulas instaladas en la dermis. En el caso de los perros esta enfermedad también puede desencadenar la situación opuesta. Es decir: piel muy reseca.

Los perros que presentan esta última condición suelen sufrir mucho a causa de los ‘daños colaterales’. Comezón, piel inflamada y la formación de escamas son algunos de ellos. Lo mismo que olor fétido y caída de las hebras, causando huecos en algunas zonas del animal.

El pelo graso en tu perro: ¿qué hacer?

La mejor manera de evitar el pelo graso en tu perro es bañarlo regularmente con un champú especialmente formulado para ello. Un producto que debe contar con el aval del médico veterinario de confianza. Entre los más recomendados se encuentran los que contienen benceno y selenio, así como los elaborados a base de cítricos como el limón o la naranja.

Aunque parezca un contrasentido, una estrategia que suele dar buenos resultados es administrar aceite al can. Especialmente los de girasol, maíz o alazor. Una pequeña cucharada cada día suele dar resultados sorprendentes y rápidos. Sin excederse en las dosis. De lo contrario, la mascota podrá sufrir episodios diarreicos.

Muchos dueños torturan a sus perros aplicándoles aceite quemado de coche Un ‘remedio casero’ cuyo único resultado será irritar la piel de la mascota. Los daños que esta terrible práctica puede causar en algunos animales son irreversibles.



Venezuela HOY

Las noticias de Venezuela HOY, toda la actualización informativa de la principales ciudades de Venezuela en un solo sitio. Mantente informado con las últimas noticias de Venezuela.
www.venezuelahoy.net

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.