Vivir del mar: así trabajan las playas de Venezuela que abrieron durante la pandemia

0

‚ÄúEl mundo entero‚ÄĚ se abri√≥ para Lisett cuando las playas de Anare, peque√Īa poblaci√≥n costera en el norte de Venezuela, volvieron a recibir ba√Īistas. No fue f√°cil, en tiempos de sofocante crisis econ√≥mica, resistir siete meses de cierre por la pandemia de covid-19.

‚ÄúLa reapertura de la playa es el mundo entero, el cielo, las estrellas, porque uno sabe que aqu√≠ es donde puede ganar algo para llevar para la casa‚ÄĚ, coment√≥ a la AFP Lisett Pinto, enfermera retirada de 53 a√Īos cuyo sustento proviene de vender comida en un puesto a la orilla de la playa.

Los visitantes reaparecen en Anare, localizada a una hora de Caracas por carretera, y otros pueblitos del Litoral Central de Venezuela despu√©s de que el gobierno del pa√≠s caribe√Īo permiti√≥ reabrir balnearios en una paulatina flexibilizaci√≥n de la cuarentena declarada a mediados de marzo debido al nuevo coronavirus.

‚ÄúNo es que uno se va a enriquecer‚Ķpero puedes cubrir carencias‚ÄĚ, contin√ļa Lisett, quien vive con sus dos hijas de 12 y 18 a√Īos y una nieta de seis meses.

Mientras fríe unas empanadas, esta mujer de amplia sonrisa cuenta que a veces les tuvo que dar de comer solamente arroz con una pizca de margarina.

Sus ingresos colapsan sin la playa. Su pensi√≥n y su bonificaci√≥n por 25 a√Īos de servicio como enfermera, profesi√≥n que debi√≥ dejar por problemas cervicales, ni siquiera llegan a cuatro d√≥lares mensuales en un pa√≠s azotado por la hiperinflaci√≥n y la constante depreciaci√≥n de la moneda nacional, el bol√≠var.

Cuando llegan ba√Īistas los fines de semana, en contraste, Lisett puede ganar en su quiosco 20 d√≥lares ‚Äúen un d√≠a malo‚ÄĚ.

Venezuela, de 30 millones de habitantes, registra m√°s de 90.000 casos de covid-19 y algo m√°s de 800 muertes, aunque organizaciones como Human Rights Watch (HRW) consideran que las cifras oficiales esconden una realidad mucho peor.

‚Äď Sin problemas con la ley ‚Äď

Ver a surfistas montando olas es cosa frecuente en Anare, donde la calma se rompe con la llegada de ba√Īistas. El bullicio, sin embargo, puede ser sin√≥nimo de ‚Äútranquilidad‚ÄĚ.

‚ÄúDa tranquilidad, nos sentimos seguros, porque podemos abrir el negocio‚Ķy no vamos a tener problemas con la ley‚ÄĚ, declara a la AFP Neomar Romero, un exsurfista de 41 a√Īos que sol√≠a ganarse la vida vendiendo tablas durante el √ļltimo boom petrolero de Venezuela, cada vez m√°s lejano. Ahora es pescador y su hijo, de igual nombre, surfea en el extranjero.

La vía rumbo a las costas del Litoral Central está llena de retenes policiales y militares.

Neomar vend√≠a a pescader√≠as lo que capturaba en su pe√Īero, pero un d√≠a le devolvieron su mercanc√≠a. Cuando volv√≠a a casa, unos turistas lo abordaron y le pidieron que les cocinara cuatro pescados.

‚ÄúLes gust√≥ el servicio (‚Ķ). Le dije a mi esposa: ¬Ņqu√© te parece si montamos un negocio?‚ÄĚ, relata en su chiringuito.

El gobierno socialista de Nicol√°s Maduro aplica un sistema de cuarentena que llama 7+7: siete d√≠as de confinamiento ‚Äúradical‚ÄĚ que obliga a cerrar negocios de todo tipo, salvo supermercados, farmacias y establecimientos considerados esenciales, alternados con siete d√≠as de ‚Äúflexibilizaci√≥n‚ÄĚ que permiten abrir el resto de los sectores econ√≥micos.

‚ÄúLa semana buena se recauda una plata (‚Ķ), la semana que no trabajas la tienes que gastar. Es imposible ahorrar‚ÄĚ, dice Neomar.

‚Äď ‚ÄúHay que cuidarse‚ÄĚ ‚Äď

Ang√©lica P√©rez, una maestra de 37 a√Īos, busca ingresos adicionales llevando comida a los ba√Īistas a la orilla de la playa.

Por servir un solo plato a un turista, esta morena de ojos verdes, madre de una ni√Īa de 11 a√Īos y un ni√Īo de 7, recibe lo que gana en un mes dando clases.

‚ÄúYo amo lo que hago‚ÄĚ, dice, neg√°ndose a dejar la docencia, pero ahora depende del mar. ‚ÄúGracias a dios se han abierto las playas‚ÄĚ.

Una amiga de Ang√©lica que vende dulces en otro quiosco, Roseiny Medina, de 41 a√Īos, espera que la apertura pueda ser permanente pronto, porque ‚Äúuno no come una semana s√≠ y otra semana, no‚ÄĚ.

Sin embargo, entiende la necesidad de medidas frente al covid-19: ‚ÄúHay que cuidarse, porque el bolsillo lleno no te va a curar del coronavirus‚ÄĚ, subray√≥.

AFP

Noticias Venezuela HOY



Venezuela HOY

Las noticias de Venezuela HOY, toda la actualizaci√≥n informativa de la principales ciudades de Venezuela en un solo sitio. Mantente informado con las √ļltimas noticias de Venezuela.
www.venezuelahoy.net

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.