Barrios de Venezuela: entre la desnutrición, el abandono y la pobreza

0

Obe, es un joven venezolano de 22 a√Īos que tiene un peso de un ni√Īo de nueve, tan s√≥lo 25 kilogramos. Su vida es el reflejo de miles de hogares que viven en pobreza extrema en Venezuela, un sector que ocupa el 79,3% de la poblaci√≥n, seg√ļn la Encuesta Condiciones de Vida (ENCOVI). Al igual que muchas familias su alimentaci√≥n se basa en unos pocos alimentos, casi todos carbohidratos y granos y en cantidades tan reducidas que no le aportan a su organismo los nutrientes requeridos para mantenerse saludable.

Roberson Abel L√≥pez Mar√≠n es su nombre real, su familia lo llama ¬ęObe¬Ľ. Presenta desde hace un mes s√≠ntomas graves por su condici√≥n de desnutrici√≥n cr√≥nica. Dej√≥ de tener fuerza para caminar, ha perdido la consciencia y se mantiene encorvado boca abajo en una cama d√≠a y noche, delirando. Su columna vertebral se le marca entre la piel, y su cara, brazos y piernas se asemejan a las im√°genes de la poblaci√≥n africana m√°s pobre que sufre por el hambre.

Su madre Margarita Mar√≠n lo asea, le da de comer, lo carga y le reza al o√≠do. Cont√≥ que ¬ęObe¬Ľ, fue diagnosticado con d√©ficit cognitivo cuando era un ni√Īo, y es paciente epil√©ptico. En los √ļltimos meses las convulsiones han sido cada vez m√°s seguidas y aunque lo han trasladado a ambulatorios y hospitales para que lo estabilicen, sus padres aseguran que en ning√ļn centro de salud le dan ingreso. La excusa es la pandemia, la falta de especialistas, escasez de medicamentos o alimentos.

¬ęLo que m√°s nos preocupa es que todo lo que come lo defeca al instante, porque tiene una diarrea que no se le quita. Los m√©dicos cuando lo ven no le brindan atenci√≥n, algunos nos dicen que un paciente que necesite prote√≠nas no puede ser hospitalizado, porque los centros de salud no la est√°n dando¬Ľ, cont√≥ Roberto L√≥pez, su padre, un comerciante informal de 49 a√Īos, que qued√≥ desempleado hace tres a√Īos.

Relat√≥ que trabajaba como gandolero en la Procter And Gamble, y que desde que lo liquidaron los ingresos los obtiene vendiendo or√©gano en los mercados populares de Caracas, que cultiva en el patio de su casa. Afirma que sobrevive con menos de 30 d√≥lares al mes, aunque seg√ļn el Centro de Documentaci√≥n y An√°lisis para los Trabajadores (Cenda), en octubre se requer√≠an 165 d√≥lares para adquirir la canasta alimentaria.

¬ęTrato de viajar una vez al mes, y por la escasez de gasolina es cada vez m√°s dif√≠cil. Pido cola y con lo que vendo, puedo comprar algo de harina, pasta, arroz y frijol chino¬Ľ, comenta. A su cargo no solamente est√° su hijo que es paciente cr√≥nico, tambi√©n una adolescente de 11 a√Īos, un nieto de 4 a√Īos, y su esposa de 46. Todos est√°n en inseguridad alimentaria, y presentan malnutrici√≥n.

Afirm√≥ que ha cargado al muchacho hasta el Hospital Luis G√≥mez L√≥pez, el Hospital Central y el Pastor Oropeza, sin lograr que lo internen. En un Barrio Adentro de Tamaca, las dos doctoras que lo atendieron le fueron claras: ¬ęSu hijo necesita es tratamiento y comer carne, verduras y frutas para estabilizarse¬Ľ, coment√≥. Una dieta imposible de pagar para una familia con tanta necesidad.

Lee la nota completa en La Prensa Lara

Noticias Venezuela HOY



Venezuela HOY

Las noticias de Venezuela HOY, toda la actualizaci√≥n informativa de la principales ciudades de Venezuela en un solo sitio. Mantente informado con las √ļltimas noticias de Venezuela.
www.venezuelahoy.net

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.